Resumen de lo Alcanzado

Creo que estas notas sobre el Yi Jing y el Tai Xuan Jing, así como la extensión formal de estos sistemas son “originales.” Tan originales como pueden ser los actos de quien sólo busca seguir algunas ideas de los antiguos –las pocas que he alcanzado a comprender. Por lo menos, parece cierto que es la primera vez que alguien presenta un programa simple para hacer el diagrama dinámico del Tai Xuan Jing en una página web. Creo que hay cierta incomprensión del método de Yang Xiong; en particular porque parece que no se ha entendido el sistema de numeración que utilizó.

El Yi Jing presenta pequeñas imágenes (paisajes), cada una hecha con seis líneas. Usa sólo líneas completas o quebradas. Así, por ejemplo, hay una imagen que presenta el sol saliendo sobre el mar:

_______________
_____           _____
_______________
_____           _____
_______________
_____          _____

Esta es la imagen de “fuego” sobre “agua” – cuyo título oficial es “Wei Chi” o “Antes de la Consumación”. Es un símbolo de un paisaje, como ha sugerido Van den Berghe https://www.fourpillars.net/pdf/kingwen.pdf .

Y así como esta hay otras imágenes de montanas, lagos, ríos, árboles, montañas, etc. Cierto es que algunas de esas combinaciones son interpretadas como objetos o situaciones humanos. Pero nunca está lejos la imagen de la naturaleza.

Se cree que son paisajes naturales tal como se ven desde cierta región de China. Ver: D.H. Van den Berghe, “The I Ching Landscape”,  https://fourpillars.net/iclandscape.php .

Los “adivinos” relacionan esas imágenes con la pregunta que alguien hace, y la “respuesta” va en el sentido de asociar la imagen a la pregunta. Por supuesto esto deja mucho a la fantasía y a la sensibilidad psicológica del adivino (o del que pregunta). Pero claro, se trata precisamente de eso.

Con el sistema del Tai Xuan Jing (sucesor del Yi Jing, pero innovador en varios sentidos), escrito hace más de 2000 años, en lugar de paisajes puramente naturales hay paisajes donde lo humano se include claramente, ya que se agrega una tercera línea que así lo representa. La línea partida en dos puntos.

En lugar de 64 combinaciones o paisajes, hay 81.

Después de analizar cómo se producen esas líneas y combinaciones, veo que es posible formular un sistema todavía más amplio de combinaciones, de posibles  “paisajes” o “símbolos”, como se explica en estas páginas.

La cuarta línea implícita en el Yi Jing, hacia la cual apunta el Tai Xuan Jing, es la que represente loa “objetos”, los “productos” del ser humano. Creo que esta fórmula caza con lo que ha ocurrido en la historia desde que se inventó el Yi Jing: en el pasado los paisajes eran más “naturales” (tanto como podían serlo en épocas ya muy posteriores a la revolución neolítica). En general, lo “natural” era más importante, imponente e inmediato que los paisajes primariamente humanos. Pero hoy la tecnología, las cosas humanas producidas por nuestras sociedades, son más dominantes que los paisajes de la naturaleza y llegan a ocultarlos.

La consecuencia de esto es que, siendo las obras humanas muy diversas y cambiantes, los paisajes o escenarios también se multiplican dando como resultado un número más alto de combinaciones, especialmente más alto que el que se deriva de la combinatoria de los ocho trigramas.

Aparte del poder sugestivo de las imágenes del Yi Jing, las 64 combinaciones se vuelven opacas, repetitivas, ya que al consultar las líneas éstas se repiten; especialmente si las consultas son muy frecuentes. Claro es que la repetición no es tal si se estudian las líneas cambiantes, pero todo depende entonces de la subjetividad del que interpreta. Las líneas “móviles” nos llevan a otra figura, pero ésta es ya cerrada.

Con el Tai Xuan Jing las repeticiones son menos frecuentes, y obviamente mucho menos con el sistema de tetragramas en base-4 u otras fórmulas que sugiero en este blog.

Quien hace las preguntas, entonces tiene así el efecto buscado aparentemente por Yang Xiong, que es extraer el máximo de significado de cada símbolo en lugar de apelar a una secuencia.

Esto sin duda coincide con la idea de Carl Jung (el psicoanalista) en el sentido de que el Yi Jing “funciona” porque las respuestas nos obligan a pensar “lateralmente”, es decir, a pensar en las cosas que hemos reprimido u olvidado. Nos obliga a pensar en todos los factores del “paisaje” que están fuera de nosotros mismos.

Al aumentar el número de escenarios, entonces, el efecto se refuerza y amplifica por la “originalidad”  de la respuesta.